-

He borrado cientos de líneas sin saber exactamente lo que intentaba decir.
Si os preguntáis qué está haciendo la chica detrás de este texto en este momento, os lo diré: Escuchar mi canción favorita mientras escribo en mi ordenador en la cama.
Supongo que no importa mucho el qué hago pero, en realidad si que importa.
No sé qué camino estoy siguiendo ahora mismo, probablemente no lo sepa nunca. He tenido días bastante malos en muy poco tiempo y eso, seas quien seas, sé que no es bueno.
El problema soy yo. Insegura, con miedo y constantemente buscando algo o a alguien. ¿Qué esperar de alguien así? Supongo que poco. Sé que nada.

El problema es que estoy tan asustada de comprobar cada día que no valgo lo que debería que intento hacer lo imposible por ser mejor que otros. Es una estupidez. Es egoísta. 
Cualquier otro adjetivo similar puede añadirse a estos dos. Lo peor de ser así es que siempre fracasas. Siempre hay alguien mejor tú y eso acaba siendo tu propia tumba.

No comparto nada con nadie porque cuando empiezo a abrirme con alguien siento que no son 'míos', que pertenecen a otras personas más importantes que yo y por lo tanto, vuelvo a fallar. Les vuelvo a fallar.
No se me da bien ser una persona. No se me da bien ser yo.

Hay días mejores. Hay días buenos. Suelen basarse en quedarse en mi habitación con los cascos puestos y cerrar los ojos hasta que el tiempo pase lo suficientemente rápido como 
para que pueda afirmar que de verdad ha sido un buen día, sin que nada lo haya estropeado.

La mayoría de los días son solo eso, días. Nada marca la diferencia. Simplemente, pasan.

Otros son aquellos que derrumban todo a su paso. 

Las canciones siguen sonando mientras escribo esto y cada una revive algo en mi interior. Esta en concreto sólo hace que me replantee si de verdad vale el apostar por mí.

No soy tan complicada. No debería serlo. No lo parezco. Me paso los días frente al ordenador, pasando el rato, sin salir, sola en mi habitación. Confiad en mí, se piensa demasiado así.

Con cada palabra que escribo pienso en todos aquellos a los que no les agrado. Tienen motivos. En fin, nadie es capaz de caerle bien a todo el mundo. Lo que muchas veces, rectifico, lo que nunca entiendo es
esa constante manía-deseo-ganas de hundir a alguien, de hacerle daño. ¡Por dios! Estás en tu habitación, en la calle, solo, con tus amigos, ¿qué demonios te empuja a dejar un comentario, a decir una palabra que vaya a hacerle tanto daño a otro?, 
¿el qué? porque sigo sin entenderlo.

Me preocupan los pequeños detalles. Soy muy infantil cuando puedo serlo. Sonrío más veces de las que debería. Y aún así sigo sin conocer a alguien tan estúpidamente serio o vacío como yo.

'Nunca podremos ser tú y yo'. Es bastante curioso cómo muchas letras de canciones son algo más que simples palabras unidas para encajar unas con otras.

Estar sola da bastante miedo, pero también ayuda otras veces. Tener la cabeza en las nubes no es algo malo. Creo que la mayoría del tiempo es lo que me mantiene viva.
Imaginar mil y una cosas que no se acercan a nada real. Sin embargo, sigues preocupándote por las cosas reales. Por todo aquello que está cerca de ti, por lo que está a miles de kilómetros, por lo que no te está pasando a ti, sino a otros.

'Ella no sabe lo que quiere'. Sí, quiero demasiadas cosas, o en realidad muy pocas, pero parecen tan inalcanzables, tan insignificantes algunas veces, que todo te acaba colapsando.

No me he movido en todo el rato, y siento que debo encontrar el camino, no uno cualquiera, sino el camino. Son muchas las personas que admiro. Y digo personas, no celebridades, ni estrellas, ni mitos. Personas. Como cualquiera de nosotros.
El saber que alguien, no importa en qué momento o lugar, te entiende te da fuerzas. Te hace sentir formar parte de algo. Algunos seguirán aquí, aunque lejos de ti. Otros que permanecían a tu lado se habrán ido. 

Todos estamos lejos de ser perfectos. Bueno, miento. ¿Quién no ve perfecto a las personas que quiere o admira? La cosa es que, somos carne y huesos, y odio ver como nos martirizamos por ello. No digo que por leer esto vayamos a dejar de hacerlo.
Posiblemente en unos segundos me mire al espejo y siga viendo el completo desastre que soy pero, eso es bueno. Siempre que nos ayude a vernos mejor otro día. Paso a paso. Nunca hay que acelerar lo que debe ocurrir a su debido tiempo.




Til' Kingdom Come - Coldplay.
Song For Zula - Phosphorescent.
Landslide - Glee Cast.
Savin' Me - Nickelback.
Never Gonna Be Alone - Nickelback.
You and Me - Ben Rector.
What She Wants - Mat Kearney.
Bluebird Of Happiness - Paper Man Soundtrack.
Kiss Me Slowly - Parachutes.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Te admiro.

Madame Garburn dijo...

Marta. Desde que te conozco no he visto persona más fuerte y más 'persona' que tú. Joder. Mi pequeña Rachel Berry.

Lu dijo...

Me he leído esto por tener una referencia de cómo eres, o de cómo te sientes. Sigo sin saberlo, sólo sé que me encanta tu forma de escribir y expresarte, y que sigas así porque vas a llegar lejos. Tanto escribiendo como con la fotografía.

Yaiza dijo...

No sé. No sé muy bien qué acaba de pasar aquí, pero una vez he terminado de leer me he quedado mirando a la pantalla como una tonta. De verdad que no sé qué ha pasado, me has dejado bloqueada. Quizá porque de alguna manera me siento totalmente identificada con todas tus palabras. El hacer algo para ser mejor que los demás porque piensas que no vales, pero siempre hay alguien mejor. Yo últimamente pienso mucho en que mi vida se ha convertido en una extraña y grotesca competición en la que siempre, absolutamente siempre, soy y seré la segunda. Y como tú, yo también paso horas y horas sola, pensando y reflexionando. Y a veces, me hace sentir mal, pero en el fondo aprecio todas esas horas de soledad en las que de alguna manera, me estoy conociendo a mí misma. Y qué decir, Marta. La admiración que se siente por una persona de a pie de calle, por alguien que no sea una celebridad, siempre es mucho más fuerte. Porque es una admiración mucho más pura y para nada adulterada. ¿Y sabes a quién admiro yo? A ti.

Yaiza.

Daw dijo...

Mentiría si dijera que no me he sentido así. Que nunca he pensado así. Porque lo he hecho, y tú lo has reflejado tan bien…Mucho mejor de lo que jamás podría haberlo hecho yo. Sólo hay una cosa que añadir: es imposible agradar a todo el mundo (de hecho, dicen que si es así, algo has hecho mal), pero si yo pudiera escoger sólo a unas pocas personas en el mundo a las que admirar, sin duda tú serías una de ellas.

Te quiere,

Daw.

Anónimo dijo...

Cuando estaba leyendo el texto era como leer mis propios pensamientos, pensamientos que nunca digo.
¡ Gracias por escribir así !

Un anónimo, que cree entenderte

Utopía dijo...

Cariño, sinceramente, solo he leído la primera mitad de la entrada. Pensaba leerla entera, hasta que has puesto: "hace que me replantee si de verdad vale la pena luchar por mí". En primer lugar, si esa canción te hace pensar eso, BÓRRALA DE TU REPRODUCTOR!! A ver, cielo, lo que has dicho al principio es que para ti cada día es igual al anterior, que no encuentras nada que se te de bien y que piensas que no eres lo suficientemente buena para los demás, ¿no? PUES BÓRRATE ESAS IDEAS DE LA CABEZA YAAA!!
Yo he tenido fases de mi vida en las que pensaba igual, pero ESTABA COMPLETAMENTE EQUIVOCADA! Mira, para lo de los días monótonos solo hay una solución: que tú cambies tu rutina. Busca a venturas, haz deporte, márcate alguna meta y llévala a cabo, haz algo creativo, se voluntaria en alguna asociación... cualquier cosa productiva con la que te sientas bien! Lo que sea en lugar de desperdiciar el tiempo (con lo mucho que escasea...) sin hacer nada! Después: seguro que hay algo que se te da bien. A lo mejor aún no lo has encontrado, pero te puedo asegurar al 100% que existe! Pero, eso sí, nunca se te va a dar bien nada ni vas a disfrutar con nada si no paras de compararte con los demás. La única persona con la que debes compararte es contigo misma. Ir superándote y mejorando día a día no sabes lo gratificante que es! Porque, claro está, siempre va a ver alguien mejor que nosotros (aunque eso es muy relativo...), pero, ¿qué más da? Aunque pueda sonar egoísta, lo que de verdad importa es cómo me siento yo conmigo misma. Es decir, (voy a poner un ejemplo un poco chorra, ¿vale?, pero es para que me entiendas) puede que yo no sea la mejor bailarina del mundo y esté en una fiesta bailando al lado de mi amiga que se le da de perlas porque va a una academia o lo que sea. Pero, puede que yo me lo esté pasando mejor bailando sin tener idea, simplemente dejándome llevar, que ella que lo hace a la perfección con pasos supermedidos, etc. ¿Me entiendes? Con todo en la vida, hagas lo que hagas, no tienes que buscar ser la mejor, simplemente con que se te de decente y te guste, sobra! Yo, por ejemplo, no soy la mejor escritora del mundo, pero estoy escribiendo cinco libros, que sé que no van a llegar a Best Seller (o quizá sí, ¿quién sabe? jaja) pero los escribo a gusto porque me hacen vivir mil aventuras sin moverme de donde estoy! Y en esas historias yo decido lo que pasa ;) jeje ¿me entiendes lo que quiero decir?
Y en cuanto a lo de pensar que los demás siempre van a tener a alguien mejor que tú... ¡¿dónde está tu autoestima y tu amor propio?! A ver, cuando conocemos a alguien que nos cae bien, no podemos pretender de primeras convertirnos en su mejor amig@, pero eso no significa que con el paso del tiempo, si seguimos manteniendo el contacto, contándonos cosas, viviendo momentos junt@s, etc., no podamos llegar a ser alguien importante en su vida! Porque una amista de verdad es como una planta: necesita alimento y tiempo para crecer. Y así sucede con todo en la vida. Además, quizá eres demasiado pesimista o no te has dado cuenta de que hay muchas personas para las que eres alguien indispensable en su vida! Piénsalo ;)
Y bueno, después de soltarte todo este rollo, quiero advertirte de que yo no soy quién para dar consejos a nadie, lo único que he pretendido al contarte todo esto es que te animes un poco (bastante) y vuelvas a sonreír y recuperes la ilusión por vivir! Porque sí que es verdad que a veces la vida puede ser la mayor mierda del mundo y que te apetezca desaparecer a la de ya, pero, pa chula la vida, ¡¡chula yo!! Hay que plantarle cara a la adversidad sea como sea y no ponérselo fácil a la tristeza ni a la desolación, porque tú vales más de lo que piensas!! Solo tienes que abrir los ojos y valorarte un poquito más :)
Un abrazo, preciosa y pásate cuando quieras :3

Maria Embarba Gascon dijo...

Yo esa cancion la borraba ya de ya! Como que no sabes si merece la pena apostar por ti YO APUESTO POR TI!!!! Vales mucho Marta! Disfruta de Madrid!!
Un besito muy fuerte!
<3
girlsjustwannahavefun14.blogspot.com

Lutz. dijo...

Joder...
Creo que nunca te había leído tan a fondo, y no sé si eso es lo suficientemente sincero o adecuado, pero me parece que te has dejado totalmente desnuda en esta entrada. La magia de las letras, sin duda.
Todos tenemos días así, pero, a la mierda. Lo que tú sientes no es un día, Marta. Y no debería de serlo. Pero, ¿quién soy yo para decir esto? Si todos estamos rotos a nuestra manera.
Compararse... Yo también lo he hecho, y por mucho que digan "no lo hagas" es inevitable. Sentir que no es suficiente, saber que te dejas la piel y mucho más que eso y que todo esfuerzo sea poco o indiferente.
Si la vida ya es dificil nosotros la hacemos mal. La gente como nosotras lo hace. No es fácil vivir con eso, y con todos esos pensamientos en la cabeza. Supongo que por eso somos tan propensos al escape, a cualquier cosa que nos aleje de esa presión.

Cercanos al arte.

Gracias por dejarme conocer esta parte de ti.
Y ten esperanza, siempre.

Te aprecia muchísimo,

Lutz.

Cristina C. dijo...

Sólo hay que leerte para saber qué hay que apostar por ti. Yo lo haría sin duda. Pero entiendo demasiado bien esa sensación.

Muchos besos.

La chica efímera. dijo...

(Desde que te conozco y leí Rastro empezaste a encajar tanto con los lobos que aún me pregunto si este momento en que te he pillado tan descompuesta es porque no quieres aceptar que eres un lobo y que te estás transformando, que tal vez no vuelvas a ser una humana corriente y que no sabes aún que ser chica lobo te hará feliz. (¡yo digo adelante!))

M. dijo...

Es realmente increíble como poco a poco y gracias a ti, he ido leyendo mis más íntimos pensamientos diarios, eso que tienes tan tan dentro que no sabes (por mucho que busques) cómo coj**** sacarlo al exterior.
Pero dios, tú lo has hecho.
Y me has hecho sentir.
Creo que incluso me has vaciado de todo eso que nunca debió estar dentro de mí.
Así que gracias, aunque me parece que te mereces mucho más que eso.
Gotas de rencor en http://albordedetucama.blogspot.com.es/
M.

I am a fairy dijo...

Te entiendo, sé lo que se siente estar vacío y no encontrar a alguien que comparta este sentimiento para que nos llene.
Siempre recordá que la única persona con la que convivimos siempre y a la que hay que intentar superar es a nosotros mismos, esto te va a llevar a que derrotes a la vos que no querés ser, para a la vez alegrarte, suena rebuscado pero es la verdad.
Muchos éxitos!

Una sangre sucia. dijo...

Vaya.. Me ha encantado, y ese texto en inglés me lo guardo. Y me apunto esa lista de canciones. Vaya, repito, genial.



[Pasaos por mi blog ^-^, gracias.]