The one with the long hair


Sonidos secos de pisadas retumbaban en sus oídos. Una larga calle sin final se extendía frente a ella. Avanzaba a paso lento perdida entre aquella multitud, como si hubiera corrido demasiado en toda su vida. Sus pasos empezaron a disminuir, hasta que se paró en seco. Miró hacia un lado, descubriendo un espejo sucio y arañado de una vieja tienda de antigüedades. Miles de rostros aparecieron a su alrededor. Personas conocidas y frases dañinas. Volvió a pestañear rápidamente antes de que cualquier lágrima pudiera escaparse de su encierro habitual. Miró a su alrededor y volvió a andar, esta vez más deprisa. Sus ojos observaban a todas las personas con las que se cruzaban sin darse cuenta de que el daño que se hacía a sí misma era peor. Entonces, tropezó con un montón de discos colgados de un fino hilo en una ventana. Al principio el reflejo del sol, la cegó, dejándola en una profunda oscuridad, luego, su reflejo distorsionado apareció frente a ella. Su respiración empezó a acelerarse y sus ojos, ya rojos y cansados se iban cerrando poco a poco. Retrocedió unos pasos inseguros hacia atrás. Luego, huyó, chocando contra todo el mundo que pasaba a su alrededor porque su cabeza seguía baja, sus ojos medio cerrados y su corazón dañado. Fue en uno de aquellos pasos, cuando tropezó y su cuerpo se chocó contra el frío suelo. El destino se río de ella colocando unos trozos de un oxidado espejo delante de sus ojos. Todos y cada uno de ellos les mostraba a una sonriente chica, que parecía no tener ninguna preocupación. Era ella. Algunas lágrimas resbalaron por el cortante borde de aquellos pedazos pendiendo durante unos segundos del borde, antes de desaparecer en el silencio de su caída. Cuando rodó sus ojos para apartar la vista, se dio cuenta de uno de los pedazos, en el centro. No estaba sonriendo, estaba llorando, como hacía en aquellos momentos. Odiaba aquel sentimiento de odio a sí misma que al final del día se apoderaba de ella. Quería volver a ser la chica de aquellos pedazos sonrientes. Se agachó y cogió uno de los cristales rotos en su mano y se levantó, alejándose de allí. Fue entonces cuando, sin que nadie lo notara, todas las chicas sonrientes de aquellos pedazos que había dejado atrás se tornaron tristes y la imagen se volvió oscura. Sin embargo, la chica había empezado a sonreír, por haber elegido aquel trozo. Sabía que los otros solo representaban su máscara de felicidad que usaba delante de todos, y quería ser auténtica y fiel a sí misma en aquellos momentos. Y ese pequeño pedazo que descansaba en el bolsillo de su pantalón, sonrió por primera vez en mucho tiempo. 




Preferiría no tener que hablar mucho más después de lo que he escrito, en fin, ya estoy cansada de tener que hablarlo (conmigo misma). Hay días que es insufrible ser tú, y otros en los que todo va bien. Supongo que de ahí el final que le puse.  No todos somos iguales y de verdad odio como algunas personas que tienen un buen aspecto por así decirlo, se hagan las víctimas solo para que le digan lo "guapas" que son y el "buen cuerpo" que tienen. Me dais asco.  Hay personas que de verdad se odian a sí mismas y vosotros os preocupáis por acaparar la atención y los cumplidos de otros imbéciles que ni si quiera se interesan por vosotros. Y algo que odio es la compasión, pero en fin. 

I think a compliment about yourself is better if comes from you and not from other person. -Me.

En fin. Gracias a todos porque ya somos casi 700 seguidores en el blog. 




21 comentarios:

Ángela dijo...

Es que la verdad, no sé qué decirte que ya no lo sepas, que no te lo hayan dicho. Tu forma de escribir es realmente increíble Marta y el sentimiento que pones en tus textos hace que sean tan especiales. Lo último que has dicho es totalmente cierto, hay días que es insufrible ser tú, y otros en los que todo va bien.
Mil besos -Ángela
http://nubesd.blogspot.com.es/

Laura Chiara. dijo...

Creo que no puedo estar más de acuerdo con lo último que has dicho, madre mía, gente que solo quiere captar la atención de los demás con tonterías como esas.
Hacía tiempo que no me pasaba por aquí y de verdad que lo echaba de menos, leer tus textos siempre me hace pensar.
Besos.

La de las Wayfarer dijo...

Tienes que dejar de escribir cosas así, porque al final me entran ganas de llorar.
La verdad te entiendo bastante bien. Cada uno es como es, y aunque hay gente que lo lleve muy bien, a otros les cuesta aceptar más la cosas.
Pero no te hundas nunca, eso es lo más importante. Yo soy experta en eso de ir feliz por la vida cuando una no lo es, pero bueno...
En serio, increíble lo que escribes.
Besos :3

Madame Garburn dijo...

Dios es precioso! No podía parar de leer.. tienes un don, Marta!
Siempre hay que ser auténtico y fiel con uno mismo, aunque no les guste a los demás. Ante todo te tienes que gustar a ti misma primero, luego ya verán todos que vales más que todo.
Un besito cielo♥♥

Nubes de colores ✿ dijo...

Hermoso cielo, me he sentido identificada con la chica... un fuerte abrazo.

Miriam dijo...

Muy bonito el texto. Primero que nada debemos querernos, algo que lleva su tiempo, pero poco a poco se logra. Lo demás da igual, aquellos que hace eso para llamar su atención terminan por caer pesados y olvidados.
Kisses

Marta. dijo...

Muchas gracias Ángela, no sabes cuánto anima a una oír eso :) Muchos besos cielo ♥

Laura, que bueno tenerte por aquí de nuevo! Muchas gracias por pasarte y comentar :) Besos ♥

La de las Wayfarer muchas muchas gracias amor, eres genial <3

Madame Garburn, muchas gracias preciosa, aunque sin duda el don es tuyo. Besos ♥

Muchas gracias Nubes de colores cielo :) ♥

Marta. dijo...

Gracias Miriam :) Sí, ese tipo de personas no valen la pena, la verdad. Besos ♥

Arianne dijo...

Había pensado en escribirte: "Qué bonito Marta" pero bonito en el sentido de que la forma en la que relates es preciosa. No sabes lo que me encantaría poder escribir así con esa facilidad, es algo que admiro, ya que aún no he aprendido. Pero finalmente, creo que te voy a poner: "Qué asdfghjklñ" porque creo que describe todo jajajaja no en serio, es... <3

Sabes? Te comprendo perfectamente porque yo también me odio a mí misma. Hay cosas de las que me arrpenetiré siempre, de no haber sido más fuerte. Sin embargocomo tú dices, yo no lo voy soltando por ahí para que me compadezcan. Solo lo comparto con gente a la que sé que le importo algo.

En fin, precioso, y que me encaaaaaaaaaanta que vuelvas a escribir por aquí, ya lo sabes.
Muchíiiiiiiiiiisimos besitos Marta <3 Para cualquier cosa ♥

Marta. dijo...

Muchísimas gracias cielo, ais, me ha encantado tu comentario. Y que sepas, que para cualquier cosa, también me tienes aquí. Muchos besos ♥

Nessie Infinity. dijo...

Esta es una de las mejores entradas que he leído en blogger. Simplemente perfecta. Te expresas de una forma indirecta fascinante.
Yo también odio a esas chicas que son guapas y lo saben y actuan como si se odiaran para captar la atención de los demás. Pero odio más cuando alguien me dice que soy guapa. Puedo ver la compasión y la pena en sus ojos y sé que en el fondo están diciendo: pobre chica fea, vamos a animarla.

Marta. dijo...

Nessie, amén. Yo también odio que me digan eso, y pienso lo mismo que tú cielo. Es odioso, prefiero que se callen y no digan nada...muchas gracias cielo ♥

Francisco M. dijo...

Hola Marta, sabes lo que pienso, no hay nada que no se pueda mejorar con una sonrisa.

Me has dejado sin palabras.

Un saludo,
Francisco M.

Clau dijo...

Increíble texto, en serio. Me ha parecido fantástico. Me parece muy egoísta toda esa gente que se queja de su aspecto cuando en realidad están encantados con el, y solo lo hacen para llamar la atención. Mientras que hay personas que de verdad lo están pasando muy mal por ello. Besitos
http://palabrasolvidadaseneltiempo.blogspot.com.es/

Esperanza Writes Too dijo...

Es tan duro, pero a la vez tan real...
Duele ver cómo alguien se siente así, y aún más cuando esa persona eres tú. Creo que en todo momento todos nos hemos odiado por algo que hemos hecho o por lo que somos, en parte. Pero cada persona es única, y eso la hace importante.
En cuanto a tu comentario sobre "las cocodrilo" (así llamo a las que acaparan la atención diciendo lo mal que se sienten) no valen nada. Es mejor pasar de ellas y punto.
Me encantó el texto *-*

Un besazo, Marta :)

Aniuska dijo...

Marta , ,me ha gustado mucho tu texto y yo te digo que sonrias cuando lo sientas de verdad , y que llores cuando te apetezca y no puedas más. Adelante y piensa que hay personas que te quieres :) !! Besazos peque !

Destello dijo...

Adolescencia. Así es.
No he pasado por esto de la manera en que lo haces tú, no me hundido tanto.
Pero por eso te digo que mires de restarle importancia, no me malinterpretes, no me estoy tomando tu problema a la ligera, ya que es algo grave que te preocupa profundamente y afecta totalmente a tu vida en el día a día.
Peeeeeeeeero, la adolescencia es así.
Dicen que es como una montaña rusa: a veces estás en lo más alto pero a la vez bajas de golpe y te sientes fatal.
Y luego vuelves a subir, y a bajar.
De golpe. Creo que te entiendo.
¿Sabes? Hay gente que se siente mal consigo mismo y alardea de lo que no tiene precisamente para compensar eso.
En fin, un besazo, un gran abrazo y muchísimo ánimo. Aquí me tienes, te lo repito, si quieres desahogarte, te escucharé encantada.

Plaerdemavida. dijo...

No voy a mentir me has arrancado una lágrima con este texto..
Gracias por pasarte! Un besito.

Síl.

X dijo...

Tienes razón, muchas chicas necesitan satisfacer su ego y recibir halagos, pero también es cierto que algunas de las que, usando tus palabras, "tienen un buen aspecto", también se sienten feas. Es como la anorexia, todos vemos que están esqueléticas y ellas siguen viéndose gordas. En última instancia la belleza siempre es subjetiva y rara vez una chica es tan poco atractiva como se siente a veces...

María dijo...

MARTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA! Bff ha sido entrar en tu blog y escuchar I feel pretty con este PEDAZO de texto y pensar que no me habia ido, qué pasada! Muchisimos besos!
<3

Ana Alabort dijo...

Martaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa! Que ganas tenía de volver por aquí jajajaj
El texto me ha dejado SIN PALABRAS, no sabía como iba a terminar y tu manera de narrar y expresar los sentimientos... uf eres genial :3
La música sabes de sobra que me encanta pero nunca me cansaré de decírtelo!
Muchísimos besos Marta, espero que hablemos pronto! <3