Words can destroy lives


Un fuerte portazo la hizo tambalearse. Cayó de rodillas sintiendo como el último de sus suspiros se quebraba y rompía en mil pedazos junto con sus sentimientos. Sus manos pasaban nerviosas por su pelo buscando algo a lo que aferrarse, una última esperanza de alegría, felicidad. Había olvidado lo que era ser feliz estando con personas a su alrededor. Sus lágrimas oscuras dejaban un rastro visible en sus piernas que nunca podría limpiar. Un rastro invisible en su corazón que nadie podría arreglar.  Las fuerzas que había usado para levantar la cabeza no le sirvieron. Se miró en el espejo. Negó con la cabeza y rápidamente paso. Su mano rompió aquel reflejo horrible en el que se había convertido, pero el dolor que sintió ni siquiera sirvió para atenuar el profundo hueco que habían dejado dentro de ella. Alargó su otra mano y agarró aquella libreta usada llena de palabras que le destrozaron poco a poco. Escribió todo lo que había en su cabeza, lo tachó, volvió a repasarlo...mientras lágrimas y sangre llenaban aquellas páginas. Nada físico podría compararse al dolor que ella sentía. Sentía que quería acabar con todo pero solo podía odiarse a sí misma por motivos que ni ella conocía, solo por las dañinas y envenenadas palabras que venían en susurros hacía ella como silenciosas puñaladas. Todos los oscuros días que acompañaban a aquellos sentimientos solo permitían que ella sintiera pena de sí misma, de en lo que se había convertido. Sabía que tenía que quererse a sí misma, o al menos, a aquella alma rota que quedaba en su lugar, porque si no, nadie lo haría. Ser débil era lo único que se le daba bien. Tragarse las lágrimas y quedarse con aquel maldito nudo en la garganta sin poder gritar. Intentó levantarse pero solo consiguió volver a caer y golpearse fuerte contra los trozos rotos del viejo espejo y las hojas hechas pedazos que había escrito. Dejó de luchar y se quedó entre aquellos fríos sentimientos abrazando una de las hojas que había tirado. "Diferente"



-People and their words can destroy you, simply, just don't let them do it.- Me

Siento haber estado desaparecida, pero creo que va a seguir siendo así. Publicaré cuando lo necesite. Y ahora lo necesitaba. Contestaré los comentarios de la entrada anterior, dadme tiempo. Son unos pocos, pero lo haré lo más rápido posible. Gracias por seguir entrando aquí, a todos mis seguidores del blog, que no son pocos, gracias chicos. 




Por cierto chicos, me hice Instagram hace unas semanas, por si os interesa: LittleBlack_Star 

22 comentarios:

Ansaher dijo...

Tu relato es muy triste, pero con un mensaje muy claro. Es triste ver como alguien puede decaer por culpa de lo que digan los demás. No debería afectarnos, pero lamentablemente lo hace. Es muy triste también ver las causas por las que esto sucede. Simplemente porque seas diferente, porque no eres como ellos te desprecian. Nunca imaginé que esta sociedad podría llegar a convertirse en algo tan sucio, algo que no entiende lo que es la variedad. Parece que la única manera de que te acepten es que seas igual que ellos, que te guste lo mismo, o que al menos lo finjas. Muy, muy triste.
No dejes que lo que diga la gente te haga daño, Marta. Un beso muy grande!

Marisa´✝ dijo...

Escalofriante.
Supongo que a todos nos importa lo que los demás digan, a algunos más a otros menos, pero a todos al fin y al cabo, a pesar de las mil caretas que cada uno pueda llevar como escudo, siempre nos llegara a afectar, y que quieres que te diga marta, que es un asco si, que no es justo? supongo que tampoco lo es, pero es caer y levantarse, continuamente, sin un respiro, llorar y secarse lagrimas, de eso se trata, de ser muy muy debil por fuera y muy fuerte por dentro, o quizas ser demasiado fuerte por fuera y terriblemente debil por dentro, de todas formas, habra que aprender a convivir con esas realidades, con esas asquerosas injusticias... asi que Marta, sea lo que sea lo que atormenta tu cabeza, dejalo ir,y animate como sea, un placer leerte, muchisimos besos preciosa

Juan Antonio dijo...

Gracias, Marta. Eres un cielo.

Se te echaba en falta. Es un placer leerte.

Madame Garburn dijo...

A veces pensamos que somos débiles pero no lo somos. Cometemos errores, sufrimos, porque somos personas. Caemos pero sabemos levantarnos. Y sí para que te quieran hay que saber quererse, aunque cueste. Es tu vida y tienes que apreciarla porque no vas a tener otra. Para tener éxito hay que creer primero en uno mismo, ¿te suena de algo?
Un beso preciosa y eh, no dejes que te cambien. Vales más que oro. Muacks ♥

La de las Wayfarer dijo...

Buenas :)
Nosotras ya nos conocemos, soy en twitter @lifeisbeckett ¿Ya sabes no?
Bueno, no se si te podré dejar el comentario porque últimamente yo que se que le pasa a mi perfil de blogger que está muy raro :3
Sobre la entrada, que es lo importante.
Haces que se me encoja el corazón, en serio. Y lo peor es que lo entiendo tan bien.
Hay gente muy cruel en el mundo, y siempre hay gente que acaba pagando las ''idioteces'' de los demás. Pero siempre hay que seguir adelante, pase lo que pase, hay que ir con la cabeza alta.
Muchos besos amor.
PD: Te dejo por aquí mi blog por si te apetece pasarte, así yo me hago publicidad y tal. http://solofueunbesoo.blogspot.com

Clau dijo...

Me ha puesto los pelos de punta. Es muy triste ver como alguien se rinde y se abandona. Y sobre todo alguien que siente odio hacia a si mismo. Por eso a pesar de todo, debes levantar la cabeza bien alto y bien firme, y luchar por lo que uno merece. En esta vida aunque nos cueste, hay que ser fuertes. Por cierto, las canciones preciosas :) Besitos
http://www.palabrasolvidadaseneltiempo.blogspot.com/

Srta. Sognatore dijo...

¡Ey ey ey! Que era yo la de los comentarios como testamentos, me están quitando el puesto...
JAJAJA
Cielo, no sé que decirte. Dile a esa chica que no hay nada peor que no quererse a sí misma.
Y yo te digo a ti que no hay nada peor que no querer sonreír cuando tu sonrisa es lo más bonito.
La verdad es que te echaba de menos por aquí; tus entradas siempre tienen ese toque que de momento no he encontrado en ningún otro blog.
Espero que mis dos últimas entradas te gusten; la verdad es que eres de las pocas de las que me importa mucho su opinión.
Un beso cielo! <3

Ana(: dijo...

Marta, sin palabras. Por mucho que se diga 'quiérete a ti mismo' y 'no dejes que te afecte lo que digan los demás' pocos se quieren a si mismo y a todos, aboslutamente todos nos afecta lo que dicen los demás, aunque digamos que no lo hace. Si lo que dice el texto es lo que te está pasando a ti tienes que pasar página y encontrar algo a lo que aferrarte, sé que es difícil pero por lo menos hay que intentarlo. La entrada me ha dejado un nudo en la garganta, es buenísima. Muchos besos guapa <33

Destello dijo...

Me gustaría... si no fuera porque lo que uno escribe le define.
No tienes porque discuplarte de estar ausente... Tengo suficiente cabeza como para entender que lo pasas mal, que por más párrafos que puedas escribirte estás demasiado hundida como para que te ayuden, y tanto tu como yo sabemos que la única que puede sacarse a si misma del pozo eres tu...
La vida es dura. Pero también bella.
Aunque prefiero no hablar más, no soy de las que juzgan (almenos sin conocer) y sí estás tan mal, razones tendrás.
En fin. Cuenta con mi apoyo. Te juro que te doy mi palabra. Si me necesitas, estaré aquí.
PD: tranquila, no hace falta que contestes mis parrafadas, siento que quiero ayudarte, no lo hago para que el número de comentarios en mi blog suba.

Destello dijo...

Y te voy a dar un consejito, aunque supongo que ya te lo tendrás aprendido: tan solo deja que te afecten las palabras o actos hacia ti de las personas que te importan.
Sí alguien no es importante para ti y no te importa lo que haga, que tampoco te importe lo que piense de ti.
Vales mucho, a ver si la gente se entera, joder.
Ah, también debo decirte, que, en gran mayoría, la gente que ataca y crticia a los demás es porque se siente frustrado consigo mismo, y esa capa de ''hijoputismo'' (perdón) es puro maquillaje que intenta tapar sus miedos.

Lara del Lacio dijo...

¡¡Marta!! Me encanta este relato. Me siento muy identificada con ello.
Echaba de menos cómo escribías y cómo hacías sentir que las emociones se desbordan
Siempre te envidiaré por ello.
Por cierto, últimamente hablamos poco pero solo te digo una cosa: Cuando me necesites, aquí estoy. Nadie debe hundirte, ¿vale?

Un besazo.

P.D: De paso te dejo una cosita para que leas y te inspires. ;)
http://terremotopelirrojo.blogspot.com.es/

Míriam Moldes dijo...

Hola Marta, te digo en Instagram pero nunca había visto tu blog. La verdad es que me gusta mucho, y a partir de ahora tendrás una seguidora más :)
Un beso muy grande, y por cierto tus fotos de Instagram son geniales!

Aniuska dijo...

Marta , me parece muy bien que solo publiques cuando lo necesites , es lo mejor porque escribir por obligación no mola !
El texto es como siempre , en si línea con el punto justo de tristeza y desgrarrador como tantos otros , pero es que me encantan y me dejan sin palabras !! Besazoss :)


Ángela dijo...

Marta, es un texto precioso y a la vez triste y aterrador. Simples hechos definen y explican tan bien la vida misma que no nos damos cuenta. People and their words can destroy you, simply, just don't let them do it. Esa frase es simplemente cierta y perfecta, escribes muy bien cielo, muy muy bien. Esperaré ansiosa otra de tus increibles entradas.
Muchos besos -Ángela
http://nubesd.blogspot.com.es/

Francisco M. dijo...

Aunque es un poco triste, despierta nuestras emociones y eso es algo grandioso.

No obstante tomalo como una critica constructiva, me ha gustado mucho.

Espero mas textos como este.

Un saludo,
Francisco M.

X dijo...

¿Dejar de luchar? Solo para tomar aire, e impulso... :-)

Jorge Ampuero dijo...

Un placer volver a degustar de tu prosa certera por aquí.

Abrazos ;-)

Ester Mouse dijo...

Ya echaba de menos que actualizaras, ya sabes que todo lo que escribes me encanta.
Instagram también tengo ahora mismo te sigo cielo :)
http://queenofyourdreams.blogspot.com.es/♥

Girl dijo...

Dios me re identifico con todo lo que escribes, me siento exactamente igual, y la imagen de puck decribe como me siento, que no valgo nada, que etsoy y me siento sola, que como dices las palabras duelen, lastiman y matan mas que cualquier dolor fisico, porque las heridas mas dificil de remover son las del corazon, el corazon no solo se puede romper por causa de un chico, a veces solo se rompe cuando todo en tu vida se derrumba...
Un beso enorme

Marta. dijo...

Muchas gracias a todos por pasaros siempre y dejar estos comentarios que siempre alegran el día :) ♥

Claudia dijo...

Hacía mucho que no me pasaba, pero veo que tus textos siguen llegando como siempre. Increíble de verdad, emocionas siempre! Y no dejes que nadie te derrumbe eres muy grande Marta y ante todo pisa antes de que los demás lo hagan, es una realidad. Gracias por tus textos :`) Un besito enorme♥ http://tusonrisaalmundo.blogspot.com.es/

Ángelees Ciacio, dijo...

Me encanta tu blog Marta, eres una pedazo de escritora.. Y ya sabes, me siento muy identificada contigo. Si la opinion de los demas nos afecta demasiado puede ser algo horrible, y joderte la vida... :S
Tenemos que ser fuertes pequeña :)
<333
Quiero verte mas por aqui vale?
dreamandmakeit.blogspot.com
muak