Tears in Heaven.

Mientras sus dedos se deslizaban por aquellas ásperas cuerdas, de su vieja guitarra salían notas que llevaban consigo un recuerdo. Algo fugaz. Su tiempo se había acabado. La había perdido. Se había perdido a sí mismo.  Sentía su corazón acelerado a pesar de que seguía sentado en su vieja silla negra con aquel horrible estampado que una vez aquellas manos que parecían de algodón, habían hecho.  No sabía las veces que se había derrumbado allí, en aquel espacio, su espacio y había permitido salir la oscuridad que le tragaba desde dentro. Sus manos ardían, al igual que su pecho pero, no podía parar. Aquella era su canción. La que tantas veces le había tocado por la mañana, cuando su pelo alborotado aparecía entre las sábanas blancas junto a su sonrisa. Esos hoyuelos fueron los culpables de que él sintiera que le amarraban a ella. Que nunca podría escapar de esa cuerda invisible que les había unido.

Mientras tocaba, su mente le torturaba con miles de imágenes fugaces de ella. ‘Puedes hacerlo. Lo sabes, ¿no?’ La voz parecía salir de aquella infernal guitarra. Empezaba a respirar con dificultad y sentía de nuevo cómo el nudo de su garganta se tensaba estrangulándole. Dejándole sin vida. Sus dedos se movían veloces entre las cuerdas. Levantó la mirada y contempló cómo, todo lo que antes habían tenido, ahora estaba esparcido por el suelo de la habitación, inerte. Él ya no era capaz de recordar el sonido de su risa, por mucho que lo intentara.  Sin darse cuenta, algo le resbalaba por la mejilla y hacía que su visión se nublara.

Con la última lágrima, que se deslizaba por la quinta cuerda a punto de precipitarse al vacío, se produjo el terminante sonido que vino de su vieja guitarra, del fondo de su garganta y de su alma marchita. 


Como ya habréis oído, Google Reader cierra, por lo que me he visto obligada a crear una cuenta en Blogovin'. Podéis pulsar el icono de la derecha para seguir al blog en Blogovin' o bien este enlace.



29 comentarios:

Sandra Afrodita dijo...

Echaba de menos leerte, me encantó la entrada, espero nunca llegar a vivir lo que él con su guitarra o con ella. Besos :)

Marta. dijo...

Muchas gracias Sandra. Me alegra ver vuestros comentarios de nuevo :) Besos cielo.

Madame Garburn dijo...

Es precioso, Marta. Tienes un don para escribir, no puedo parar de llorar.
Es perfecto.

Marta. dijo...

Espero que no sea por mi texto cielo, ais. Jo, muchísimas gracias preciosa. Muchos besos.

Srta. Sognatore dijo...

Tenías que volver, está claro.
Escribes de maravilla y aún tienes dudas de si publicar o no a veces.
(Pa' matarte.)
La verdad es que esta entrada pone los pelos de gallina.
Qué mejor que el roce con cada cuerda te traiga a la mente una imagen del pasado.

Sigue escribiendo, Marta.

S.

Yaiza dijo...

Aleluya, menos mal que has vuelto. ¡Echaba tanto de menos leerte! Ojalá vuelvas a tu rutina de antes, a la de publicar a menudo, a la de poder dejarme caer por aquí en cada hueco que no tenga ocupado haciendo el idiota jugando a juegos estúpidos (jejeje).

En fin, Marta. Aún hoy sigo sin aceptar que dejaras de escribir. Y al final, tus lectores nos hemos salido con la nuestra, ¡muchas gracias por volver!

Siempre te admiró,
Yaiza.

La chica efímera. dijo...

Sí, soy otra de las seguidoras que te esperaba. Supongo que te lo habrán dicho mucho, pero gracias por volver.

De veras es genial poder leerte otra vez. Espero que podamos hablar alguna otra vez como en viejos tiempos, hay cosas que me gustaría hablar contigo.

Espero como muchos más lectores que vuelvas a escribir de nuevo.

Un abrazo.

Lau. dijo...

Me encanta que publiques. Que vuelvas y que escribas. Sí, porque vales para esto, porque tienes un don que ya le gustaría a mucha gente.
Porque tus palabras son alucinantes y esta pequeña historia también.
Martus, sigue así, saca un libro que será famoso por todo el mundo y sé grande, que sé que lo serás.
Te admira,
Lau.

Marta. dijo...

Sab, Yaiza, Lau muchas gracias chicas. Os adoro mucho a todas, jo.

Gracias a ti La chica efímera. Un abrazo.

Ana dijo...

Ais Marta, no sé ni qué decir, es una completa maravilla. ¿Y me decías a mi artista? Tú te has leído a ti? Solo pregunto eh. Me alegro muchísimo de que hayas retomado el blog, y ya no solo eso, además de forma constante, me encanta.
En cuanto al texto, me ha roto el corazón, era como si pudiera sentir la tristeza de él. Como si pudiera sentir cada vibración de las cuerdas.
Me ha encantado.
Espero leerte pronto, cielo.

Te admira,
Ana.

Marta. dijo...

Muchas gracias Ana. Y sí, artista todas y cada una de vosotras. Yo también me alegro de volver y leeros.

Un abrazo cielo.

Mir dijo...

Increíble, increíble, de verdad.
Me ha sensibilizado demasiado el hecho de tener "su canción" y de haber vivido los buenos momentos con ella y con la música y en los malos, haberse respaldado en aquella vieja guitarra, también.

Porque la música es lo único que nos acompaña en cada momento de nuestra vida.

Un placer leerte, espero verte más por aquí.

Te asdfgh,
M.

Marta. dijo...

Muchas gracias Mir, cielo. Me alegran vuestros comentarios, mucho, mucho.

Te alksajsdkl también.

Laura Bellamy Momsen dijo...

Me alegra volver por aquí, porque creo que descubrí tú blog el verano pasado y te seguí desde entonces. Y ahora gracias a twitter he podido conocer un poquito más a la dueña de este blog Jajajaja Tengo el mundo blogger un poco abandonado, pero este verano pienso tomármelo más enserio y pasarme más a menudo y sobretodo por aquí (si publicas) porque de verdad tienes un blog increíble :3 Me encanta sobre todo como escribes porque en cada rincón hay un pedacito de dolor, y creo que es eso lo que marca la diferencia entre un texto bueno y otro que no lo es. Me has gustado muchísimo ésta entrada, un beso, y nunca más dejes de escribir <3

Marta. dijo...

Laura me alegra mucho tenerte de vuelta por Blogger. Yo también espero leerte y que sepas que eres genial. Muchas gracias <3

Maria Embarba Gascon dijo...

¡Qué bieeeeeeeeeeeeeeeeen! Estás de vuelta, es que no tenías que haber dejado de escribir en el blog, aun me acuerdo de tus primeras entradas, muchas gracias por tu comentario Marta!!!
<3

Marta. dijo...

Gracias a ti María. Os echaba de menos <3

Ángelees Ciacio, dijo...

No te imaginas cuánto te he echado de menos, adoro tu forma de escribir y los sentimientos que eres capaz de transmitir. De verdad, gracias por volver, no dejes de escribir nunca ni de enseñarlo al mundo porque eres jodidamente increíble.
Te quiere y te admira muchisimo.
http://blondesurrender.blogspot.com.es/
muaaaakkkks

Marta. dijo...

Mi Ángeles, ais. Muchas gracias cielo. Lo mismo te digo, nunca ocultes a nadie lo genial que eres. Te adoro mucho.

Noa dijo...

VEO QUE VUELVES A BLOGGER.

Yo no escribo muy seguido como antes tampoco pero, bueno, existo.


En fin... ¿si digo que me encanta t sobra?

<3

Marta. dijo...

Muchas gracias <3

SMSC dijo...

Cuánto tiempo sin leerte, da gusto saber que vuelves por aquí. Como siempre tú nunca defraudas :)

Lady Madrid dijo...

Mil gracias por pasarte por mi blog y seguirme en bloglovin! Yo en bloglovin si te sigo pero ahora además te sigo por blogspot! Has sido todo un descubrimiento, tu forma de escribir es todo un descubrimiento! Gracias por hacerme leer esas palabras tan bien seleccionadas y ordenadas, te has ganado una seguidora incondicional!

un besazo enorme desde http://ladymadrid96.blogspot.com.es

Unbound. dijo...

Dios mío, escalofriante Marta.
Me alegra verte por aquí de nuevo :)

Mariu Clavo Baturone dijo...

Tengo la piel de gallina,no sabes lo bien que escribes y lo mucho que transmites,de verdad. Me alegro de ver posts tuyos por aquí,hacía muchísimo que no pasaba por el mundo "blogger", y que cuando vuelva me encuentre con textos como los que escribes es genial,en serio,no dejes de escribir. Un besazo preciosa

Jessica R dijo...

Que bien que vuelvas y con ese texto tan genial :) Espero poder leer más, pronto.
besos!

http://californiamadness.blogspot.com.es/

Marta. dijo...

Muchas gracias a todas, sois un amor ♥

NoNi dijo...

Muy, muy bueno el texto Marta! Me he emocionado con el chico :) Ya tienes una seguidora por aqui ^^
Un besito, nos leemos.
http://theworldofthelettersanddreams.blogspot.com

Marta. dijo...

Muchas gracias NoNi cielo :)