Happy again


No, no estamos sometidos a un mundo donde tus deseos se hacen realidad. Te das cuenta de que el tuyo no fue exactamente como querías. Es ahí cuando miras la vida de otra forma. No es de colores, no quedan lágrimas que valgan, ni miradas que maten. ¿Y qué? Nuestro mundo en realidad tampoco tiene reglas que hagan cambiar las cosas. Mañana será otro día, frente al plano tú y yo, otra vez seremos felices de nuevo.

2 comentarios:

Madame Garburn dijo...

Me encanta (L)

Marta. dijo...

:D gracias por pasarte :3 besos!