Naked.

Ultimamente estoy algo mmm, ¿melancólica? Sí, será eso. Por eso escribí esta entrada esta mañana jajaja aquí os la dejo, besos y gracias ♥

Todos nos sentimos así alguna vez. ¿Nunca os a pasado que de repente, os odiais a vosotros mismos? ¿que no os aceptais? ¿a la minima saltais por cualquier cosa?
Pues a mí sí. Supongo que es parte del proceso de la adolescencia, ¿no creeis? pero, no creo que sea culpa de nadie, ni siquiera de nosotros mismos.
Solo creo que necesitamos desahogarnos. Si necesitamos llorar, pues a llorar se ha dicho, ¿no? Si queremos reír, sal con tus amigos. Si necesitamos aislarnos del mundo durante unos segundos,
ponte los cascos y desconecta. Lo que no podemos hacer es desanimarnos, parecer almas en pena, llorar en rincones sin dejar que nadie nos consuele...
Solo tienes que analizar tu vida y ver si todo va bien, o si algo necesita ser cambiado, sino, ¿qué problema tenemos? Sonríe de corazón, recuerda momentos felices,
es lo que verdaderamente importa.

10 comentarios:

If I say yes dijo...

ESO LE PASA A MIS DOS PARTES MENTALES

Marta. dijo...

JAJAJAJA MMMM SIERTO

Carolina dijo...

Que bonito! Esta entrada tiene toda la razon, ami tambien me ha pasado muchas veces que salto a la mínima por nada jaja
Pero no hay que desanimarse por nada, porque total no conseguimos nada...
Un besazo enorme Martaaa(L)

Marta. dijo...

me alegra que te gustara carolina :D muchas gracias a ti ♥ un besazo!

Ady ;) dijo...

Preciosa la entrada, te sigo (:
http://creatingworlds14.blogspot.com/

Marta. dijo...

muchas gracias Ady :) yo tambien te sigo! besos ♥

Sonrie, y deja que la gente se pregunte porque dijo...

Pedazo de entrada!Gracias a tii por haberme sacado una sonrisa!porque justamente yo tmb estoy asi...muchas gracias!
Un besaazo!

Marta. dijo...

:) me alegra oir eso :D muchas gracias, besos ♥

María♥ dijo...

Sí, la verdad es que yo por una cosa que me pasó ayer estoy con ganas de matar. En fin, sí, puede que sea la adolescencia. Mira, te voy a decir una cosa, habrá días malos y buenos, y otra vez malos, y otra vez buenos. Siempre es así. No va a cambiar. Si nos hartamos no hay una solución, hay una vía de escape, pero hay que ser fuerte, aunque no quede nada por lo que luchar.

Marta. dijo...

puede, gracias jaja besos!